Un jueves como otro cualquiera. Trabajo y poco más. Ese poco de más me ha dado para asistir a una conferencia sobre un país que está abriendo sus puertas al turismo a cuentagotas. Irán. La antigua Persia que tantos sueños y cuentos ha inspirado. Un punto clave en la ruta de la seda, donde durante siglos, a modo de esponja, el vasto territorio fue absorbiendo conocimientos y costumbres tan diversas, que hizo de esta nación una de las cunas y referencias culturales durante décadas.

Mencionada por Marco Polo y devastada por Carlo Magno y los mongoles, tuvo su propio reinado, tan grande, que era inconcebible prever un futuro tan desafortunado.

Las piedras, los preciosos bajo-relieves y los asentamientos con más de 6000 años de antigüedad, aseguran un viaje tan formidable como desconocido. Pero, ¿es factible viajar a Irán por libre?

De la mano del escritor Toni Vives (fotografía de portada), hemos ido viajando desde nuestras sillas por la accidentada topografía de Irán. Las ciudades con sus enormes mezquitas, dejan sitio al cristianismo y a una permisividad nada común en países islamistas.

Irán, no sólo crece económicamente. Atrás queda el veto impuesto por los países gigantes y avariciosos,  que tanto barró su futuro, sino que además socialmente adelanta y por mucho a sus vecinos tan atrancados en la religión, imponiendo una mordaza a su población, convencida que la devoción más extremista es lo acertado y apropiado. Que todo lo que huela a desarrollo, acaba apestando a capitalismo.

Las mujeres, respetuosas, visten a la manera occidental, teniendo unos pañuelos a medio caer entre sus negras melenas. Los visitantes, bien recibidos, harán honor a la buena fama de hospitalidad que siempre ha presumido tener pero que pocos los de este siglo hemos podido comprobar.

Sea como sea, Irán es un candidato muy serio para que sea explorado. Las dudas sobre viajar por libre a Irán, se han disipado cuando las preguntas iban aflorando entre el limitado aforo. Los transportes públicos empezaron a funcionar debidamente hace unos cinco años. Las compañías aéreas, renovadas recientemente, hacen vuelos internos a un precio razonable. Los alquileres de vehículos sin conductor son totalmente factibles. Tan solo nos haría falta un visado, previamente sacado en Irán Travel, con un seguro obligatorio exigido por el gobierno y el resto lo pondrán nuestras ganas e ilusión por lanzarse a la aventura.

viajar a irán

Sin intención alguna de hacer propaganda, os dejo la web de la agencia que ha organizado esta interesante charla. Ellos, podrán tramitarlo todo para que lo único que tengamos que hacer, sea recorrerlo por nuestra cuenta, sin grupos, sin ataduras y disfrutando de un lugar tan especial como extraño.

¿Quién no ha soñado con la mil y una noches?¿Quién no se ha dejado llevar por la aventura que llevó a Rob J Cole en el Médico, escrito por Noah Gordon, a acabar sus aventuras en Persia para aprender de la medicina más avanzada del planeta?

Son tantas historias contadas por otros, que por qué no contar la nuestra propia.

¿Quieres leer otros fotorelatos?

Irán Travel 

No te pierdas el artículo de Giannina Cersósimo: Derribando mitos en Irán. Viajando sola por el mundo. 

(Visited 517 times, 1 visits today)