Conocer Praga, no es conocer precisamente la República Checa. Realmente, los mismos Praguenses, se consideran diferentes al resto de sus paisanos… ¿la historia? ¿sentimiento separatista? ¿recelo a todo lo externo por su pasada y obligada sumisión al comunismo?…..

El artista no le puso nombre a su obra. Eso lo dejo para la imaginación de las futuras generaciones.

A una hora de la capital, podemos circular por la autopista cortando sus planicies húmedas, castigadas por los duros inviernos, hacia los guetos más famosos del país que fueron utilizados por la Alemania Nazi. En una de las prisiones utilizadas por la Gestapo (policía secreta oficial Alemana), después de conocer las barbaries que cometieron, levantaron muchos años después, esta escultura bastante siniestra, mostrando el dolor y sufriemiento que tanto padecieron durante esa contienda conocida por el sobrenombre de  “El Holocausto”.

(Visited 82 times, 1 visits today)