El deporte nacional de Singapur, es sin dudas: Ir de compras. Pero apartándonos del centro, y caminando por la bahía en dirección opuesta a Raffles, encontramos kilómetros de parques con gente haciendo deporte y desconectando de todo el ruido que envuelve a tan caótico tráfico. Sus vistas tomadas en la instantánea de abajo, hablan por si solas, y aunque alejado de todo un poco para ir caminando, merece la pena, más aún si el ocaso nos coge por sorpresa, pudiendo disfrutar a la vuelta por el mismo camino del “show” audio-visual que ofrece Orchid Bay. Porque si una palabra caracteriza a esta ciudad es la de ESPECTÁCULO.
(Visited 92 times, 1 visits today)