Después de estar dos días disfrutando en Pulau Kecil (la isla más pequeña y conocida de las Perhentian), en un rincón llamado Coral Bay, decidimos movernos y darle una oportunidad a su hermana mayor, la llamada Besar.  Un breve paseo en barco, te planta en apenas unos diez  minutos en Main Beac,  para por fin poder valorar qué tienen las Islas en común y  qué las hacen tan famosas, sin la duda de haber elegido la incorrecta.

El punto de desembarque es el mejor para poder encontrar alojamiento. Si no hemos reservado previamente y estamos en temporada alta, puede que tengamos serios problemas a la hora de alojarnos en cualquier lugar. Otra solución sería contratar a un barquero y que nos llevara a las escondidas playas que secretamente guardan las Perhentian para poder atacar con hospedajes libres desde un ángulo más indirecto y secreto. Esta última opción suele ser la más cara y la menos fiable, pero yo llegué a pensarlo al no encontrar en un principio habitación.

 

 

(Visited 126 times, 1 visits today)