Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¿No se te ocurre qué hacer en Madrid? Perderse en el Jardín Botánico y Museo de Esculturas Vegetales Vivas es el plan perfecto para toda la familia.

 En una colina con vistas a San Martín de Valdeiglesias, un municipio de la Comunidad de Madrid, se erige uno de los lugares más mágicos de Europa. Dinosaurios, barcos encantados, diablos, duendes, brujas, monstruos, piratas, laberintos sin fin… Ilusiones para los más pequeños en forma de más de 320 esculturas hechas con la ligustrum jhonandrum, una especie ideal para este uso, ya que se adapta tanto al frío como al calor. Si no se sabías qué hacer con niños en Madrid, te presentamos el plan perfecto.

El creador no se trata de Eduardo Manostijeras, pero le ha tomado la palabra. Un apasionado de la botánica natural de Sevilla, decidió hacer realidad su sueño después de ver la película. En una colina de viñas asilvestradas en la sierra oeste de Madrid ha conseguido crear un espacio mágico que invita a volar la imaginación de los más pequeños y que deja boquiabiertos a los más mayores, ésos que se habían quedado sin ideas sobre qué visitar en Madrid.

 

¿Cómo consigue Pizarraya crear este mundo?

Con la ayuda de algunos de los mejores artistas topiarios de Europa, se ha diseñado este enorme jardín de 25 mil metros cuadrados de pura fantasía. Cada escultura está trabajada sobre una base de alambre donde se reconducen las plantas. Ligustrum Jhonandrum es la especie vegetal más utilizada por su rápido crecimiento y su densidad. En este parque nada se deja al azar: cada figura se retoca una vez a la semana, para que siempre sean reconocibles y no se pierda la esencia mágica del jardín.

Una aventura inolvidable que se disfruta el doble cuando se visita por la noche. El Jardín Botánico cuenta con un hotel de siete habitaciones que permite a sus inquilinos disfrutar de una de sus 16 rutas nocturnas guiadas. Linternas de colores en mano, los visitantes se adentrarán en un paraje que parece cobrar vida a cada paso.

Además de rodearse de magia, en el Bosque Encantado se puede visitar una colección de más de 110 bonsáis, muchos de ellos centenarios y de más de 200 cactus. Tampoco hay que olvidar el enclave único de este mágico Jardín Botánico para completar, así, la ruta de fin de semana: el Pantano de San Juan, el río Alberche, el castillo de la Coracera del siglo XV o la Iglesia parroquial de San Martín Obispo del XVI son algunos de los lugares de interés. Y como guinda del pastel siempre se puede visitar alguna de sus bodegas, ya que la subzona San Martín forma parte de las tres subzonas de la Denominación de Origen de vinos de Madrid.

El Bosque Encantado abre de jueves a domingo durante todo el año, de 10:30 a hasta el anochecer. Los precios de la entrada son 11€ por adulto y 8€ por niño.

(Visited 38 times, 1 visits today)