01.- SAL DE TU ZONA DE CONFORT

Arriesgado aunque necesario es que cambies tu forma de ver la vida. Viajar nos enriquece interiormente pero sacrificaremos nuestras comodidades del día a día. Una rutina nos puede dar seguridad y estabilidad, pero viajar por libre, nos enseñará a valorar lo que a menudo no vemos a simple vista en nuestro hogar.

 

02.- LEE Y ESTUDIA TU DESTINO

Es de vital importancia, que una vez elijamos destino, leamos sobre ese lugar y cómo están las cosas en la actualidad. El conocimiento de su historia, enriquecerá enormemente nuestra visita, alargando nuestra perspectiva en todos los ángulos. Si queremos leer libros sobre literatura viajera, esto animará a despertar ese alma viajera que todos tenemos bajo nuestra piel. Un buen escritor y aventurero, nos empujará a lo desconocido, viendo que no es tan difícil tirarse sin miedo al mundo de los viajes.

 

03.- ECONOMIZA TU VIAJE

La economía influye y mucho a la hora de elegir destino o sencillamente empezar una aventura durante semanas o meses. Dosifiquemos nuestros gastos. Contemos el presupuesto que tenemos y dividámoslo entre los días previstos que tenemos de estancia. A ese número deberemos ceñir nuestro gasto diario. Evitar restaurantes, hoteles o circuitos turísticos,pueden aligerar el peso económico. Comer en puestos callejeros, dormir en habitaciones compartidas omovernos en transportes públicos es ahorrar dinero y vivir el viaje de una manera más auténtica.

 

04.- PREPARA TU ITINERARIO PERO NO TE AFERRES A ÉL Y VIGILA EL TEMA DE LOS VISADOS.

La improvisación es buena siempre y cuando llevemos al menos unas ideas de lo imprescindible. No podemos llegar a destino sin saber qué ver y hacer. Unos puntos marcados en una buena guía de viajes, nos darán un chasis sobre el que ir trabajando nuestro viaje. El resto irá saliendo de la nada, entre conversaciones con otros viajeros o por consejos de los locales.

No planifiques y seas calculador. Cualquier desorden en tu ruta puede poner patas arriba tus planes. Sé consecuente y consciente de que habrá cambios de última hora. Adaptarte a ellos es el truco que más deberás dominar para viajar con independencia.

Cuidado con el tema visados. Debemos estar actualizados y tener una validez en el pasaporte de seis meses como mínimo. Consultar a las embajadas un par de meses antes es lo aconsejable. Muchas Visas no se conceden en las fronteras, truncando a menudo un país que teníamos en mente.

 

05– NO LLEVES DEMASIADO EQUIPAJE

Aligera peso. Lleva lo imprescindible y no más. La ropa ocupa mucho espacio y las lavanderías serán nuestras mejores aliadas para quitar peso y no cargar durante semanas con una mochila incómoda. Calcetines y ropa interior no ocupan demasiado, pudiendo ser estas prendas, las que debáis llevar siempre limpias y secas. Pantalones y camisetas, pueden usarse varios días seguidos. Un calzado puesto que no sea muy duro y unas chanclas para caminar por playas y baños en los hostales, deberían bastarnos.

 

06.- SE DISCRETO FOTOGRAFIANDO

Si hace falta, pide permiso a la gente para sacar fotografías. Sé respetuoso con ellos y si piden dinero y te interesa negocia. No sirven los mega objetivos, es una cuestión de ética universal.

 

07.- PRUEBA LOS MANJARES LOCALES

Adelante. No temas los nuevos sabores, las extrañas texturas de la cocina foránea. Sumérgete en un mundo culinario que sea del todo diferente a lo conocido. Come en restaurantes locales y en puestos callejeros. Charla con los comensales y pídeles consejo sobre su gastronomía. Te sorprenderá que el viaje se eleva a otra dimensión.

 

08.- NO PIERDAS DETALLE

Estate atento a los detalles mientras te mueves. Siéntate en un banco, en una esquina y observa el día a día de la gente en un país que no es el tuyo. Mira desde las ventanas de los transportes como la vida se mueve ajena a ti.

No fuerces el interactuar. Sé tú mismo. El que te abras a otros irá surgiendo. Las costumbres más pequeñas pueden pasarse por alto y si no estamos atentos podemos cometer el error de faltar al respeto a alguien sin conocimiento alguno.

 

09.- SI VAS EN PAREJA, DIVIDIR EQUIPAJE POR SI SE PIERDE 

Un clásico entre viajeros experimentados. Dividid en dos mochilas vuestras pertenencias. Ropa y botiquín. En caso de extravío en los aeropuertos, siempre podréis empezar sin depender de la llegada o pérdida de vuestra mochila.

 

10.- RESERVAR EL HOTEL SIEMPRE ANTES DE LA LLEGADA

Si defendemos que el viaje debe ir naciendo paso a paso, sin previsiones, diremos que a vuestra llegada desde vuestro país de origen, siempre es aconsejable asegurarnos la primera noche de hostal u hotel. No sabemos cómo llegaremos ni si el vuelo se retrasará. Sed previsores y al menos contad con ese comodín.

 

11.- SALUD Y PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES

Haz un botiquín a conciencia. Calcula los días por las dosis necesarias. Tiritas, desinfectantes, suero en caso de diarreas viajera, anti diarreicos, son de vital importancia si caemos enfermos. Debemos siempre evitar comidas poco cocidas, beber agua embotellada y evitar los cubitos de hielo en los jugos.

Asegura tu viaje en una compañía de seguros desde tu origen. Muchos países evitarán atenderte sin un seguro médico. La otra cuestión es que una enfermedad o lesión grave, pueda llevarte a la ruina.

Mantén tu carnet de vacunaciones al día pasándote por tu centro de salud e informando a tu médico los posibles países y el tiempo que estarás. Hay que ser conscientes de la Malaria. También estar informados que en algunos países, no te dejarán pasar si no presentas dicha documentación, haciendo hincapié por ejemplo, en el estar vacunado contra la fiebre amarilla.

 

12.- COMUNÍCATE

Intenta aprender las palabras esenciales para intentar comunicarte. Ellos lo agradecerán y será una muestra de respeto y educación el querer aprender su idioma. Nadie se reirá de ti. Compra un diccionario de bolsillo y llévalo en mano. Hoy en día son fáciles de usar y muy útiles a la hora de pedir habitación, comida o un intento de conversación.

 

13.- NO LLEVES MUCHO DINERO EN EFECTIVO

Olvida llevar un buen fajo de billetes. Siempre estaremos expuestos al robo o a la pérdida, finalizando nuestro viaje antes de empezar. Utiliza riñoneras planas que van por debajo de los pantalones. Lleva siempre un par de tarjetas de crédito. Si extraviamos alguna, podemos siempre darla de baja por internet evitando muchos disgustos, si llevamos otra que nos saque del apuro. Evitar llevarlas juntas, disminuirá  nuestras probabilidades de que nos repercuta cualquier incidente.

 

14.- LLEVA SIEMPRE UNA PEQUEÑA LINTERNA EN TU MOCHILA

Un frontal o linterna de mano, es tan fundamental como un botiquín. La luz no es una necesidad cubierta en muchos enclaves de nuestro planeta. La utilizaremos para movernos con soltura en calles no iluminadas, en excursiones donde la noche se nos eche encima o en las pensiones que carezcan de energía. Un buen móvil con batería suficiente podría bastarnos para iluminarnos.

 

15.- DESCONECTA TUS DATOS DEL TELÉFONO MOVIL, PERO LLÉVATELO

No olvides desconectar los datos de tu teléfono y tira de las redes Wi-fi para ponerte al día de tu vida en el ciber-espacio y sacar información de tu viaje y posibles cambios. Mantén el móvil encendido para coger vuelos. Te pedirán el código de SMS para confirmar el pago.

 

16.- PARA ACCEDER A LOS LUGARES MÁS REMOTOS HAZLO CON GUÍAS LOCALES Y EVITA LAS ZONAS DE RIESGO TANTO CLIMATOLÓGICAS COMO SOCIALES.

En lugares remotos, contrata a un guía local. Él te ofrecerá alternativas o soluciones a zonas conflictivas. También te dará consejo sobre las posibles consecuencias de posibles riesgos climatológicos y te irá informando como nadie del lugar en cuestión.

 

17.- COMPARTE TU EXPERIENCIA

No seas egoísta y comparte tus vivencias. Sea en redes sociales, en blogs o páginas webs, difunde la información que pueda ser útil a otros viajeros que te precedan. Siempre será de agradecer y seremos conscientes de la situación actual de un país.

 

18– LLEVA SIEMPRE CONTIGO UN ADAPTADOR DE CORRIENTE

Tan simple como imprescindible. Los venden y para diversos países. Algo tan necesario como llevarse un ladrón y cargar varios dispositivos a la vez. Preparad y tened a punto, cámaras, móviles, reproductores mp3 y libros electrónicos. Nunca se sabe cuándo podremos recargarlos de nuevo.

 

19– ESCANEA TU PASAPORTE Y LLÉVALO DUPLICADO EN UN SERVICIO CLOUD O EMAIL

Una situación que crea angustia pero que puede suceder. Si perdemos nuestra documentación, nuestra embajada será nuestra mejor aliada. Con una copia escaneada en nuestros correos electrónicos, se facilitará un trámite más ligero aunque no servirá para seguir con nuestro viaje como si nada.

 

20.- NO ABARQUES MÁS DE LO NECESARIO

Poquito a poco y con buena letra. No seamos obsesivos y queramos pisar más lugares de lo que nuestro calendario pueda darnos. A menudo, si nos pasamos poco tiempo, dejamos escapar la esencia y la magia porque no somos conscientes, que resulta imposible captar el viaje si lo hacemos a toda prisa. Seamos pacientes y una noche de más siempre nos beneficiará. Sólo en casos que veamos que no va con nosotros, debemos salir en estampida hasta el siguiente punto.

 

Síguenos en nuestro consejos viajeros

Quieres saber más sobre mí ?

(Visited 1 times, 1 visits today)